7 Ingredientes de orígen mexicano

364
7 ingredientes origen mexicano

¿Te imaginas que sería de la cocina italiana sin sus salsas, de la cultura belga sin su famoso chocolate, o de la deliciosa pastelería francesa sin la vainilla? Aquí te presentmos 7 ingredientes que México le ha dado al mundo.

Hoy en día nuestra forma de comer es completamente distinta a la que tenían las culturas prehispánicas, pues tenemos mucha influencia europea y norteamericana. Sin embargo, hay muchos ingredientes que permanecen en nuestra cultura y que, además, han sido un regalo para otros países.

¿Te imaginas, por ejemplo, una pizza sin salsa de tomate? Aquí te presentamos una lista de 7 ingredientes consentidos:

Vainilla

Aunque actualmente la más comercializada es la de Madagascar, el mundo nos debe la existencia de la vainilla. Es el fruto de una orquídea (sí, además es bonita) y es la responsable de darle sabor a los mejores postres y helados. ¿Qué más podemos pedir?

Chía

Este superalimento ha conquistado los corazones de todos los que aspiramos -aunque no lo logremos del todo- a tener una vida saludable y un cuerpo fit. Se originó en el norte del país, aunque ha superado fronteras llegando a los acai bowls de todo el mundo.

La chía representaba para los mexicas el tercer alimento en importancia. El maíz y el frijol en primer y segundo lugar, mientras que el amaranto era el cuarto.

Regularmente se usa en México para agregarle un toque crujiente y muy saludable al agua de limón. Esta pequeña semilla regula el azúcar en la sangre y da sensación de saciedad, por eso se utiliza para la pérdida de peso.

Chicle

Los mayas utilizaban la resina del árbol del chicozapote para limpiarse el paladar y para disminuir la sed. Años más tarde, Antonio López de Santa Anna le vendió a Thomas Adams una tonelada de este producto. Con la intención fallida de convertirlo en llantas, terminó creando las gomas de mascar como las conocemos hoy.

Esta resina originalmente no tenía ningún sabor, fue hasta que se empezó a comercializar que se agregó menta para refrescar el aliento y posteriormente, otros sabores.

Aguacate

El protagonista de los avocado toasts y el emblema hipster por excelencia, es mexicanísimo. Su sabor ha enamorado a todo el mundo aunque ninguno es tan glorioso como el cultivado aquí. Hoy es tan popular que hay restaurantes en los que todos los platillos tienen aguacate, como el Avocado Bar. Tiene sus ancestros en Puebla aunque dicen que el más rico se cultiva en Michoacán. Su textura cremosita y gran cantidad de grasa vegetal hace que podamos pecar sin culpa y con mucho sabor.

Una ventaja que tenemos en México es que hay muchas variedades de este rey de los manjares. En zonas más cálidas se produce el aguacate criollo, cuya piel es comestible. Más al sur, en zonas tropicales, el pawa es una especie muco más grande, más dulce y untuosa que el tradicional Hass que le compartimos al mundo.

Maíz

No hay forma de no poner este ingrediente en nuestra lista. Los pueblos prehispánicos domesticaron esta planta y con base en ella desarrollaron la milpa, su sistema de cultivo. En algunos pueblos de España se hacen talos, una especie de tortilla hecha con maíz amarillo.

Cuando los conquistadores se dieron cuenta de lo bien nutridos que estaban los indígenas, inmediatamente lo quisieron para ellos. Cruzó el trasatlántico con la intención de ampliar la oferta gastronómica de cereales y erradicar el hambre en África. El problema fue que no se llevaron el proceso de nixtamal, que alcaliniza el grano para que lo podamos digerir.

Chile

Resulta que esta fruta ha recorrido el mundo haciendo sufrir a las personas que no están acostumbradas, pero siempre termina conquistando corazones. En la época del Virreinato, un barco llamado La Nao de China llevaba chiles y hierbas de Mesoamérica hasta las Filipinas, y así fue como entró a las cocinas del sudeste asiático.

También se exportó a Europa, aunque por el tipo de suelo y el ambiente, al reproducirlo ahí no picaba. Esto es porque la capsaicina responsable de aportar la pungencia a los chiles no se desarrollaba. En Italia puedes encontrar el famoso peperoncino; en España los Pimientos del Padrón o de Gernika.

Tomate

El tomate es el ingrediente por excelencia de las cocinas mediterráneas, pero no hay que perder de vista que viene de pueblos Mesoamericanos. Los aztecas lo llamaban xitomatl, y por cuestiones de pronunciación, terminó siendo el popular tomate. La variedad endémica era el bola o corazón de buey, que se distingue por sus rugosidades y separaciones. La exportación creó una modificación genética natural que hoy llamamos guaje o saladet.

Fuente: animalgourmet.com