Cómo ahorrar en 2019 en el super y tiendas

639
guia compras super tiendas

Cada mes, el 68% de los estadounidenses compra en 5 o más tipos de tiendas minoristas de alimentos: tiendas de conveniencia, de descuento, mercados agrícolas, tiendas de alimentos naturales, supermercados y autoservicios. Aquí te enseñamos a elegir la mejor opción.

Los expertos dicen que los supermercados luchan cada día en un entorno cada vez más competitivo. A quienes les está yendo bien son a las tiendas prémium, como Wegmans, las tiendas especializadas, como Trader Joe’s y las tiendas de descuento, como WinCo. Los supermercados están atorados en el medio.

Qué tienda tiene tiene el puntaje más alto

Las tiendas de comestibles con los puntajes más altos en precios competitivos están, en la cima, como por ejemplo Woodman’s, que opera en Illinois y Wisconsin, brinda ahorro en costos al vender determinados artículos a granel.

Las ventas online están progresando

En los Estados Unidos solo el 28% de los hogares a principios de 2018 compraban en ocasiones, en tiendas minoristas en línea. No obstante, mientras el uso de tiendas de comestibles en línea de los millenials se ha estabilizado en los últimos 2 años, el interés aumenta entre los compradores mayores.

El 29% de la generación X, por ejemplo, dice que compran alimentos en línea al menos ocasionalmente, frente al 17% que dio esa respuesta en 2015. El 50% de la generación «madura» (consumidores de 70 años o más) ahora compra en línea al menos ocasionalmente, en comparación con apenas el 5% en 2015.

Amazon es, por mucho, el mayor vendedor en línea. En 2016, los consumidores usaron los canales de alimentos y bebidas de Amazon (incluso Amazon Prime y Amazon Pantry para productos envasados ​​y AmazonFresh para alimentos frescos y no perecederos) más que cualquier otra tienda minorista de comestibles en línea.

Ahorra con tácticas de compra

Por ejemplo, si solo necesitas algunos artículos evita el carrito y considera usar un canasto; quienes usan terminan comprando más, según un estudio de Cornell University Food & Brand Lab. También puedes ahorrar al entender cómo las tiendas intentan manipularte y si adaptas tus patrones de compra.

Compra en sentido de las agujas del reloj

La mayoría de las tiendas tienen su entrada principal en el lado derecho y los clientes tienden a moverse en sentido antihorario, al empujar el carro con la mano izquierda y recoger comida con la derecha, dice Paco Underhill, CEO de Envirosell, una empresa de investigación y consultoría que se enfoca en el comportamiento del consumidor.

Cuando los investigadores compararon a los compradores con aquellos que entraron por la puerta izquierda y compraron en sentido horario, notaron que la gente gastó $2 menos por recorrido, en promedio.

Cuidado con las “muestras llamativas”

Estos estantes que se curvan o sobresalen en un pasillo llaman la atención, haciendo que la mercancía sea más tentadora. Los supermercados están organizados para reducir la velocidad con el fin de que compres más.

No siempre hay ofertas al final del pasillo

Cuando llegues al final de un pasillo, no busques automáticamente los productos exhibidos. Existe la suposición de que lo que está en el extremo es una oferta, pero por no suele ser cierto. «Es donde varios fabricantes pagan por el privilegio de tener una exhibición secundaria de sus productos». El seguimiento del precio de los artículos que compres durante algunas semanas te ayudará a saber cuándo una oferta realmente es conveniente.

Y, cuando hay una oferta, las tiendas a veces reabastecen las puntas del pasillo y otras exhibiciones de alto perfil el día antes de que comience el precio más bajo (pero sin los carteles nuevos). Si tomas un producto y te vas demasiado temprano, pagarás el precio completo y eso le sucedió a uno de nuestros informantes.

Revisa muy bien el recibo de compras

Cuando se escanea un artículo con un precio incorrecto, la Comisión Federal de Comercio recomienda que los comerciantes ofrezcan una recompensa, como por ejemplo darles el artículo gratis si hay un cargo en exceso.

Algunas cadenas lo hacen, pero es posible que tengas que quejarte enérgicamente. Notifica los errores de precios frecuentes a la FTC, al fiscal general de tu estado o a tu oficina local de derechos del consumidor. Los infractores reincidentes pueden ser multados.

Fuente: consumerreports.com

The Dominium Group