Cómo identificar las enfermedades cardiacas

293
como identificar las enfermedades cardiacas

La enfermedades cardiacas se desarrollan con el tiempo. Es posible que tenga los primeros signos o síntomas mucho tiempo antes de tener problemas cardíacos graves. O es posible que no se dé cuenta que está desarrollando una enfermedad cardíaca, los signos de advertencia quizás no sean obvios y no todas las personas tienen los mismos síntomas.

Ni debes acudir al ‘Doctor Google’ para autodiagnosticarte enfermedades cada vez que detectes una mínima anomalía en tu salud ni tienes que acudir a tu médico de cabecera cada semana para que revise si todo está correcto. Lo que sí es recomendable es que seas relativamente cauto y valores si tu cuerpo está dando señales visibles de algún problema real, y para eso, debes conocer las enfermades más comunes que pueden afectar tu corazón.

La periodontitis puede traducirse en un importante factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad cardíaca aterosclerótica y los ataques al corazón.

Algunos síntomas, como dolor de pecho, inflamación de tobillos y dificultad para respirar pueden ser señales de que algo está mal. Conocer los signos puede ayudarle a prevenir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Enfermedad de las arterias coronarias

Las arterias bloqueadas suelen llevar a este tipo de enfermedad cardiaca. La acumulación de placa en los principales conductos sanguíneos del corazón reducen el flujo sanguíneo a este músculo.

“Es la enfermedad que atendemos con más frecuencia”, dice la doctora Sandhya Balaram. Como las arterias se bloquean con el paso del tiempo debido a varios factores de riesgo (alta presión sanguínea, altos niveles de colesterol, diabetes o un estilo de vida sedentario), muchos pacientes notan los síntomas hasta que hay un bloqueo considerable. Los síntomas incluyen falta de aliento, dolor en el pecho o hasta un ataque cardiaco.

Enfermedad valvular

No hay mucho que pueda hacerse para prevenir la enfermedad valvular, pero aun así es importante llevar un estilo de vida saludable para el corazón y controlar la mayor cantidad posible de factores de riesgo. El corazón es un órgano que está compuesto por cuatro válvulas principales, que se abren y cierran para controlar el flujo sanguíneo.

Suelen ser tan suaves como un pañuelo desechable, dice la doctora Balaram, pero cuando se calcifican (esto es, se acumulan depósitos duros de calcio), se vuelven rígidas y estrechas, lo que reduce el flujo sanguíneo. Otra posibilidad es que las válvulas no se cierren adecuadamente, causando que la sangre se filtre de vuelta al corazón.

Ataque al corazón

Un infarto ocurre cuando se interrumpe por completo el flujo sanguíneo al corazón, generalmente por un coágulo, lo que provoca que el músculo empiece a morir.

Incómodos dolores musculares en cuello, espalda y hombros pueden son una señal inequívoca de que el corazón está sufriendo un ataque.

Los síntomas incluyen: dolor en el área entre los omóplatos, dolor o incomodidad en cuello o mandíbula, dolor en el brazo izquierdo, falta de aliento, mareo, fatiga, piel fría y húmeda, sudor, y/o una sensación de muerte inminente.

Arritmia

El corazón suele tener su propio ritmo constante. Pero cuando late demasiado lento (menos de 60 latidos por minuto), demasiado rápido (más de 100 latidos por minuto) o irregularmente, podría ser una señal de arritmia. Esto puede impactar cuánta sangre puede bombear el corazón y se trata con medicamento o con un marcapasos.

Enfermedades del pericardio

El corazón es rodeado por un saco de tejido fino llamado pericardio; cuando este se inflama debido a una infección, cirugía del corazón, infarto, cáncer o una enfermedad autoinmune, puede causar síntomas como dolor en el pecho, fiebre baja o un amento en el ritmo cardiaco.

Nunca es tarde ni temprano para comenzar a mejorar la salud cardiovascular. Algunos factores de riesgo pueden ser controlados y otros no, pero si se eliminan los factores de riesgo que pueden cambiarse y se controlan adecuadamente los que no pueden cambiarse, es posible reducir apreciablemente el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón.

Los tratamientos pueden incluir antiinflamatorios no esteroideos o antibióticos. ¿Has sufrido alguna de las enfermedades del corazón de la lista? Esperamos que no.

Por Alyssa Young. Escritora de temas de salud