Cómo saber qué webs tienen acceso a tus datos personales

23
como-saber-webs-saben-datos-personales

Una startup israelí nos muestra qué empresas cuentan con nuestros datos sensibles y nos ayuda a eliminarlos.

Los últimos meses de bloqueo mundial por el COVID-19 han disparado el tiempo que hemos estado pasando en Internet. Ahora, una startup israelí llamada Mine ha decidido rastrear «huellas digitales» para que sepamos que muchas veces terminamos cediendo nuestros datos al registrarnos en una web y no sabemos qué datos controlan o no estas páginas, perdiendo por completo la vigilancia sobre nuestros datos personales o privados.

La huella digital es la cantidad de datos que compartimos online con empresas y provedores de servicios en Internet.

No olvidemos que los datos personales son la materia prima más valiosa con la que a las empresas más les gusta trabajar. Productos como Facebook y Google funcionan con miles de millones de datos de usuarios capturados de forma regular.

Estos puntos de datos son introducidos en algoritmos de aprendizaje automático para predecir lo que necesitamos, incluso antes de saber que lo necesitamos (a todos nos ha pasado, ¿verdad?).

Cómo descubrir lo que Internet sabe sobre ti

En escencia, la startup tecnológica Mine, nos permite descubrir nuestra huella digital y eliminar todos aquellos datos personales de los servicios que ya no utilizamos: puedes elegir dónde sí y dónde no deberían estar nuestros datos.

Fundada en 2019, la misión de Mine es crear un nuevo estándar de privacidad global al ayudar a las personas de todo el mundo a tomar decisiones más documentadas sobre sus datos personales mientras disfrutan de los beneficios de la red. La plataforma basada en IA permite que cada usuario digital descubra, comprenda y administre de manera efectiva lo que Internet sabe sobre ellos.

El usuario promedio tiene 350 compañías en su huella, según Gal Ringel, cofundador y CEO de Mine. Según Ringel, el 80% de las páginas que contienen estos datos no están siendo utilizados de manera regular, o nunca, por el usuario. «Encontramos una gran cantidad de datos que ya ha olvidado», señala.

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea que entró en vigencia en 2018 incluye una cláusula de «derecho al olvido». Pero, ¿cómo se le pide a una empresa que elimine nuestros datos? ¿Con quién contactas? ¿Cómo se formula una solicitud? Aquí es donde entra Mine.

Mine, que promete no guardar ningún dato personal nuestro y no leer nuestros mensajes, nos solicita revisar nuestro email en primer lugar. Solo revisarán los asuntos de los mismos, siendo Gmail y Microsoft Outlook los clientes de correo compatibles actualmente. Mine utiliza aprendizaje automático y PNL (procesamiento de lenguaje natural) para monitorear la bandeja de entrada de emails para encontrar compañías que rastrear.

Una vez analizados, el panel de control de Mine nos mostrará qué compañías tienen nuestros datos, organizadas por categoría: financiera, identidad, comportamiento online y datos de redes sociales.

Si deseas «reclamar» cualquiera de esos datos, es decir, eliminarlos de la web en cuestión, solo tienes que hacer clic en un botón y Mine enviará a esa empresa una «solicitud de borrado de datos personales» por ti. La empresa contactada nos escribirá por correo electrónico cuando complete nuestra solicitud. Recuerda que las empresas tienen 30 días para cumplir con este “derecho al olvido”.

Si en el futuro decides no utilizar los recursos de Mine, simplemente puedes recuperar tus datos de Mine. Todo usuario registrado tiene la opción de solicitar una copia de los datos que Mine recopila de él.

Por el momento, el servicio de Mine es gratis, pero la versión de pago, que se lanzará en los próximos meses, costará unos 5-10 dólares al mes y se encargará de realizar todos los cambios en nuestro nombre (ahora tenemos que ir uno a uno gestionándolo nosotros).

Dada la cantidad de plataformas web que usamos diariamente, es muy difícil rastrear nuestros datos y muchos han renunciado a la idea de la seguridad de los datos pensando que qué es lo que podrían hacer las empresas con tus datos… pues lo cierto es que mucho. Así mejor mantener nuestros datos personales lo más seguros y controlados posible.

Por Sarah Romero. Periodista de ciencia y tecnología