Descubren un corredor oculto en la Gran Pirámide de Giza

297
Descubren un corredor oculto en la Gran Pirámide de Giza

El pasadizo ha sido identificado gracias a la radiación espacial mediante radiografía de muones de rayos cósmicos, una técnica que podría ayudar a encontrar rincones arqueológicos desconocidos hasta ahora.

Un misterioso corredor oculto enterrado en lo más profundo de la Gran Pirámide de Giza en Egipto ha salido a la luz. Si bien el pasadizo fue descubierto en 2016, para no dañar el preciado monumento, los investigadores se embarcaron en un estudio mas sutil proveniente del campo astronómico.

Tecnologías espaciales con uso terrenal

¿Cómo explorar la estructura de 4.500 años de antigüedad sin entrar en la pirámide? Utilizando tecnologías diseñadas específicamente para el espacio. Mediante una cámara endoscópica y una técnica llamada radiografía de muones (partículas subatómicas) de rayos cósmicos, a través de una pequeña articulación en las piedras de la pirámide, los científicos consiguieron crear un mapa del pasadizo oculto y confirmar que tiene 9 metros de largo y 2,1 metros de anchura. En esencia, los espacios huecos y vacíos, como puede ser un corredor o un pasadizo, permiten que pase más radiación cósmica. Por lo tanto, un cálculo preciso de la radiación detectada permite generar un mapa 3D de alta precisión del interior del espacio.

¿Qué es este pasadizo?

Según la identificación realizada por estos parientes pesados de los electrones mediante una técnica no invasiva ni destructiva, parece que el pasadizo estaba pensado para ser un agujero en forma de corredor; está ubicado cerca de una estructura en forma de cheurón visible en la cara norte de la pirámide, aunque no su propósito no está claro.

Los investigadores de ScanPyramids, una colaboración que se suma a la de las principales universidades de Francia, Alemania, Canadá y Japón y un grupo de expertos egipcio, realizaron mediciones adicionales con radar de penetración terrestre y pruebas ultrasónicas, que permitieron a los científicos usar un endoscopio para tomar imágenes dentro de la cámara. Ahí se muestra un corredor con un techo abovedado, presumiblemente uno que los humanos no han visto desde que se construyera la pirámide originalmente.

La pirámide de 146 metros de altura, que se construyó como cámara funeraria real alrededor del año 2560 a. C., es la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que sigue en pie. De ahí que este hallazgo sea tan importante, porque podría aportarnos nuevos datos acerca de la construcción de la famosa pirámide.

¿La función del pasadizo?

La construcción de las Grandes Pirámides es uno de los grandes misterios de la historia y cuya construcción ha sido objeto de todo tipo de teorías (incluidas algunas un tanto extravagantes relacionadas con extraterrestres).

Aunque los científicos no están seguros, creen que probablemente fue diseñado para ayudar a redistribuir el peso de la pirámide alrededor de la entrada. O quizá sea el acceso a otra cámara aún por descubrir.

«Vamos a continuar con nuestro escaneo para ver qué podemos hacer… para descubrir qué podemos encontrar debajo, o simplemente al final de este corredor», explicó Mostafa Waziri, jefe del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.

Por Sarah Romero. Periodista de ciencia y tecnología

The Dominium Group