Evita estos ultraprocesados y así vivirás más y mejor

117
evita estos ultraprocesados y asi viviras mas y mejor

Comer muchos alimentos “ultraprocesados” acortará tu vida. Los investigadores hallaron que un aumento del 10% en su consumo ​​se asoció con un riesgo 14% mayor de muerte por problemas derivados de su consumo.

Comer muchos alimentos ultraprocesados ​​podría ser una señal de otros hábitos poco saludables, como la falta de ejercicio o fumar, lo que también puede haber contribuido a los hallazgos, aunque los investigadores dicen que tomaron en cuenta estos factores de confusión. Sin embargo, nos conviene aprender qué significa exactamente cuando decimos que los alimentos se procesan y se “procesan al máximo”.

Definición de alimentos procesados

Los alimentos mínimamente procesados ​​conservan la mayor parte de sus propiedades nutricionales y físicas inherentes, e incluyen frutas y verduras precortadas y lavadas, ensaladas en bolsas y frutos secos tostados. Aquellos, junto con los alimentos procesados ​​para ayudar a preservar y mejorar los nutrientes y la frescura de los alimentos en su punto máximo, como el atún enlatado, los frijoles y los tomates, así como las frutas y verduras congeladas, son saludables y ofrecen nutrientes importantes.

Otros alimentos mínimamente procesados, y por lo tanto más saludables, incluyen salsas y aderezos, así como cereales, galletas saladas, mantequillas de nueces, yogur y leche enriquecida con calcio y vitamina D.

Son los alimentos más procesados, también conocidos como alimentos “ultraprocesados”, los alimentos procesados ​​”problemáticos”. Son formulaciones de sal, azúcar, aceites y grasas, así como saborizantes, colores y otros aditivos, y se consumen principalmente en forma de bocadillos, postres y comidas listas para comer y calientes.

Los alimentos ultraprocesados ​​son formulaciones industriales que normalmente contienen cinco o más ingredientes y pueden contener, por ejemplo, aceites hidrogenados, colorantes o potenciadores del sabor que no se encuentran en otros alimentos procesados.

Los ultraprocesados ​​que debes limitar

La fuente de esta categoría de alimentos es el sistema de clasificación de alimentos NOVA, una herramienta para la investigación, la política y la acción de nutrición y salud pública que clasifica los alimentos según la naturaleza, el alcance y el propósito del procesamiento. Aquí hay una lista de algunos alimentos ultraprocesados ​​comunes:

  • Bebidas carbonatadas
  • Bocaditos dulces o salados
  • Helado
  • Dulces (Confitería)
  • Margarinas y untables
  • Galletas, pasteles y tartas
  • Barras de cereal
  • Bebidas con sabor a “fruta”
  • Bebidas de cacao
  • Extractos de carnes y pollo
  • Salsas “instantáneas”
  • Productos “saludables” y “adelgazantes”, como sustitutos de comida y platos en polvo o fortificados”
  • Tartas, pastas y pizzas precocinadas
  • “Nuggets” y “sticks” de pollo y pescado
  • Embutidos de cerdo
  • Hamburguesas
  • Salchichas
  • Sopas, fideos y postres “instantáneos” en polvo y envasados

La formulación y los ingredientes de estos productos los hacen altamente convenientes (listos para consumir), altamente atractivos (hipersabrosos), altamente rentables (ingredientes de bajo costo) y, de gran importancia, altamente competitivos con los alimentos que están naturalmente listos para el consumo y los platos y las comidas recién preparados.

Antes de vaciar toda tu despensa o nevera, permíteme recordarte que estos alimentos se pueden disfrutar con moderación. Ciertamente no estoy deshaciéndome de mi dieta de helados, que disfruto en pequeñas porciones.

Pero esta lista es un recordatorio de los alimentos de los que podemos estar comiendo demasiado, especialmente si esperamos vivir una vida más larga y saludable.

Alimentos mínimamente procesados

Estos son más saludables y ofrecen nutrientes importantes, incluídos, entre los alimentos más conocidos se pueden mencionar:

  • Frutas y verduras precortadas y lavadas
  • Ensaladas en bolsas
  • Frutos secos tostados
  • Atún enlatado
  • Frijoles
  • Tomates
  • Frutas y verduras congeladas
  • Salsas y aderezos
  • Cereales
  • Galletas saladas
  • Mantequillas de nueces
  • Yogur
  • Leche enriquecida con calcio y vitamina D

Por Lisa Drayer. Nutricionista y periodista de salud