Juguetes Peligrosos: ¿Cómo comprar regalos seguros?

258
juguetes peligrosos

Llegó ese momento tan especial del año en el que nos toca comprar un regalo que sabemos que alegrará a nuestros niños. Pero, ¿cómo saber si un producto es seguro para mi hijo o hija? ¿qué pasa si este juguete cusa un daño? Sepa que puede hacer.

Cuando los padres dan juguetes a sus hijos, esperan que sean seguros. Pero no todos son seguros o apropiados. La Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo (CSPC) establece normas obligatorias para los juguetes.

Los juguetes fallados representan una gran amenaza para los niños, especialmente para los pequeños que tienen 5 años o menos. De hecho, cada 3 minutos, un niño tiene que ser llevado a la sala de emergencias por una lesión relacionada a los juguetes, de acuerdo con el Center for Injury Research and Policy (CIRP, por sus siglas en inglés) del Nationwide Children’s Hospital.

La Ley de Protección de la Seguridad Infantil también proporciona seguridad para los niños y estándares de fabricación, incluyendo etiquetas de advertencia obligatorias para ciertos juguetes. A pesar de estas precauciones, un niño es tratado en la sala de emergencias por una lesión relacionada con juguetes cada tres minutos, según los investigadores del Centro de Investigación y Política de Lesiones en el Hospital Infantil Nacional. Si su hijo se lastima mientras juega con un juguete, debe consultar a abogados experimentados de lesiones infantiles.

Responsabilizando a un fabricante por un juguete defectuoso

Todos los juguetes que los fabricantes tienen la intención de usar para niños de 12 años o menos deben ser probados por terceros y certificados conforme a las normas federales de seguridad. El fabricante debe identificar las secciones de los estándares de juguetes que se aplican al juguete y usar un laboratorio aceptado por CPSC para probarlo.

Existen normas relacionadas con bordes accesibles, alambres, clavos, película plástica, materiales de sustratos del juguete, chupetes, marcados en armas de juguete, juguetes de peluche, juguetes de proyectiles y muchos otros aspectos de juguetes comercializados para menores de 12 años. Los niños de diferentes edades enfrentan distintos riesgos. Por ejemplo, los niños pequeños tienden a ponerse los juguetes en la boca y tienen un mayor riesgo de asfixia con las partes pequeñas.

Los niños mayores tienen más riesgo de sufrir daños con juguetes defectuosos como vagones, triciclos o scooters. Por eso, la Ley Federal de Protección de la Seguridad de los Niños requiere etiquetas de advertencia basadas, en parte, en la edad del niño al que se dirige el juguete.

Cuando hay piezas pequeñas, los fabricantes deben colocar una advertencia de peligro de asfixia en el envase o en el producto si no hay un empaque, indicando que el juguete no está destinado a los menores de 3 años. Cuando un niño se ahoga con un producto que está etiquetado incorrectamente, los padres del niño pueden ser capaces de recuperar los daños por las lesiones sufridas en una demanda de responsabilidad del producto basada en una falta de advertencia, o un defecto de comercialización.

Si presenta una demanda por lesiones causadas por un juguete defectuoso, debe demostrar que hubo un defecto y que este defecto causó el daño a su niño. Hay tres tipos de defectos: fabricación, diseño y comercialización. También puede ser necesario establecer otros elementos.

Las teorías disponibles en caso de un juguete defectuoso incluyen la negligencia, la tergiversación, la responsabilidad terminante, y el incumplimiento de la garantía. Con negligencia, usted necesita demostrar el deber de cuidado del fabricante, un incumplimiento del deber, causalidad, y daños.

Sin embargo, en muchos casos, los fabricantes pueden ser considerados estrictamente responsables de defectos, lo que significa que sólo tendría que probar el defecto y la causalidad para responsabilizar al fabricante.

Fuente: abogados.com

Para obtener más información sobre cómo proteger su derechos, cuente con Gaienie Law firm. Ellos con gusto le darán una cita y harán una revisión gratis y en español de su caso, llame a Gaiennie Law Firm al 303-455-5030