Las 5 pandemias más mortíferas de la historia

118
las-5-pandemias-mas-mortiferas-de-la-historia

Desde que el mundo existe, los virus han resistido y mutado el paso de los siglos. Muchos de ellos han sido los culpables, a través de pandemias, de millones de muertes a lo largo de los tiempos y en todos los continentes.

Según la OMS, las pandemias se producen en intervalos de entre 10 y 50 años a lo largo de la historia. Por ejemplo, en el siglo XX se produjeron tres pandemias: la de 1918, la de 1957 y la de 1968, estas provocaron un aumento súbito de enfermos y muertos. Pero, a lo largo de la historia, ¿cuáles han sido las más mortíferas?

1.- La viruela

Se estima que causó solo en el siglo XX la muerte de 300 millones de personas en el mundo. Es una enfermedad contagiosa, capaz de desfigurar y, a menudo, mortal que ha afectado a los seres humanos por miles de años. En 1980 se consiguió erradicar en todo el mundo como resultado de una vacunación a nivel global. No existe cura ni tratamiento, se puede prevenir, pero el riesgo de los efectos secundarios es muy alto. Sus síntomas suelen aparecer de 10 a 14 días después de contraer la infección y durante el periodo de incubación no hay riesgo de infectar a otros.

Los signos y síntomas que aparecen son: fiebre, malestar general, dolor de cabeza, fatiga intensa, dolor de espalda intenso y vómitos. Además, a esto le acompañan unas manchas rojas y planas que aparecen en la cara, mano, antebrazos y más tarde tronco. Luego se convierten en pequeñas pompas llenas de un líquido blanco que con el paso del tiempo acaba siendo pus, luego se secan y se caen.

Se estima que tan sólo el 30% de los afectados conseguían curarse. Este virus se transmitía de una manera similar al ébola, es decir, a través de fuidos corporales y contacto directo.

2.- El sarampión

Es una infección infantil causada por un virus y puede ser grave e incluso mortal para los niños pequeños. Ha provocado más de 200 millones de muertes desde hace más de 3.000 años y su propagación se ha acentuado en estos últimos años porque muchos padres han dejado de vacunar a sus hijos.

Sus sintomas son: fiebre, tos seca, resfrío, dolor de garganta, ojos inflamados, manchas blancas diminutas con centro blanco y fondo rojo dentro de la boca. Además, provoca un sarpullido constituido por manchas grandes y planas que generalmente se confunden entre sí. Su tasa de mortalidad es de uno por cada mil casos. En cambio, en los países con alto grado de malnutrición la tasa de fallecimiento supone un 10% aproximadamente.

3.- Pandemia de gripe de 1918

La conocida como gripe española condensó entre 50 y 100 millones de muertes en alrededor de dos años.Se considera como la más devastadora de la historia y un siglo después sigue sin conocerse cuál fue su origen.

A pesar de que España no fue el centro de esta enfermedad, el hecho de que fuera el único país que se hizo eco del problema provocó que la epidemia se conociese como la gripe española. Además, fue uno de los países más afectados con 8 millones de personas infectadas y 300.000 fallecidas.

4.- Peste negra

En 1348 esta epidemia desconocida se propagó por Europa y en pocos años sembró 75 millones de muertes. La peste era una enfermedad que pasaba de los animales a los humanos, su contagio era fácil porque los humanos y las ratas estaban presentes en graneros, molinos y casas.

Según National Geographic, la epidemia se manfiestaba en las ingles, axilas o cuello, con la inflamación de alguno de los nódulos del sistema linfático. Además, provocaba sudores y fiebre alta. La transmisión se produjo a través de barcos y personas que transportaban los fatídicos agentes, las ratas y las pulgas infectadas entre las mercancías o en sus propios cuerpos.

5.- El virus de inmunodeficiencia humana o VIH

El VIH es el virus que causa el SIDA, el cual afecta al sistema inmunitario, haciendo que sea más fácil contraer enfermedades. Según la OMS, «el término SIDA se aplica a los estadios más avanzados de la infección por VIH y se define por la presencia de algunas de las más de 20 infecciones oportunistas o de cánceres relacionados con el VIH.»

Este virus se puede transmitir de varias formas: a través de relaciones sexuales (vaginales o anales) o por sexo oral, también puede contagiarse por transfusiones de sangre, intercambio de soluciones o equipo de inyección (agujas), por uso de equipo quirúrgico contaminado o transmisión de madre a hijo durante el embarazo.

Se calcula que en el mundo hay 36,7 millones de personas infectadas por el VIH. La mayoría de estas personas viven en países de ingresos bajos y medios. 35 millones de personas han fallecido por causas relacionadas con esta epidemia.

Por Natalia Luque. Periodista