Las Dietas: Entérate cuántas existen

1
las-dietas-que-existen

La alimentación es vital para todo ser viviente y el ser humano es capaz de implementar muchas de sus variantes. Cónocelas en este artículo.

Por su naturaleza, los humanos son omnívoros, lo que quiere decir que son capaces de consumir alimentos que sean de origen animal y vegetal, mientras que todo sea comestible. Aun así, la historia muestra que los hábitos alimenticios no siempre fueron iguales.

Conforme pasaron las épocas, las personas de muchas partes del mundo, conformaron su propia gastronomía, tomando en cuenta los recursos que se encontraban en su región y sus necesidades.

Antes de mencionar todas las variantes de la alimentación, es necesario hablar un poco de la nutrición. Este es el procedimiento que le ofrece la energía necesaria al cuerpo para mantenerse vivo y es lo que permite que un ser vivo cumpla con todas sus funciones. Existen diferentes tipos y se pueden clasificar de la siguiente manera:

Nutrición Autótrofa

Esta se refiere a la nutrición individual o de uno mismo, al sintetizar las sustancias orgánicas. Es una nutrición que es realizada por los seres vivos que tienen la capacidad de producir ellos mismo su alimento, por ejemplo, las plantas.

Nutrición heterótrofa

Es la que usan los seres vivos que requieren de una fuente preparada de alimentos. Los animales, los hongos y muchos microorganismos son algunos ejemplos. Este tipo de nutrición se divide en dos. La nutrición parasitaria, donde un ser vivo tiene que habitar el organismo de otro para alimentarse y tener los nutrientes que necesita. Y la nutrición holozoica, donde un ser vivo necesita ingerir alimentos sólidos.

Tipos de nutrientes

Los nutrientes se encuentran divididos en dos grupos que son: los micronutrientes y los macronutrientes.

Los macronutrientes son necesarios en gran cantidad y allí se encuentran las proteínas, los hidratos de carbonos y las grasas. A diferencias de estos, los micronutrientes se requieren en menor cantidad y allí es donde están los minerales y las vitaminas.

Proteínas

Estas forman la materia prima que conforma el cuerpo. También son de gran ayuda para que los tejidos dañados sean reparados y para combatir las infecciones, aunque de igual manera sirven como una fuente de energía.

Carbohidratos

Los nutrientes que aportan la mayor cantidad de energía son los carbohidratos, y la mayoría de los alimentos que los poseen también contienen fibra, que es muy necesaria para el buen funcionamiento del intestino. Hay dos clases de carbohidratos. Los simples, que generalmente poseen hasta dos azúcares; y los complejos, que se encuentran formados por tres azúcares o más.

Grasas

Hacen un buen aporte de energía para el organismo y al mismo tiempo intervienen en todos los procedimientos que mantienen con vida al cuerpo en general. Además, tienen un rol estructural, sirven como medio de transporte para algunas sustancias e incrementan la palatabilidad, la cualidad de ser grato al paladar.

Tipos de dietas

En la alimentación ocurren muchas acciones de manera involuntaria, entre las cuales se encuentra la nutrición y de donde el organismo se nutre para vivir. Pero también hay elecciones que son voluntarias, y tienen que ver con lo que se escoge para ingerir. Teniendo esto en cuenta, detallamos los diferentes tipos de alimentación que existen:

Vegana

Se trata de una alimentación que consiste en no consumir ningún alimento que provenga de animales. Por lo tanto, las personas que ponen en práctica una alimentación vegana no consumen ningún tipo de carne, ni huevos, lácteos o incluso miel.

Vegetariana

Es una de las más conocidas a nivel mundial, el principio es no consumir ningún tipo de carne y tampoco pescado. Los alimentos básicos son las verduras, cereales, legumbres, semillas, frutas y frutos secos. Pero además, se incluyen ciertos alimentos provenientes de animales como los productos lácteos.

Apivegetariana

En este caso, se trata de personas que son vegetarianas que incluyen entre sus alimentos para el consumo la miel. Por lo general, se requiera que sea producida de forma sostenible para que pueda ser consumida.

Ovolactovegetariana

En esta clase de alimentación las personas no comen carne ni pescado, pero sí los lácteos y huevos. Hay quienes requieren que sean obtenidos de manera sostenible y ecológica.

Lactovegetariana

Donde las personas además de no consumir ningún tipo de carne, no consumen huevos pero si admiten la leche y cualquier producto que forme parte de sus derivados.

Ovovegetariana

En este caso las personas no consumen lácteos además de no consumir carnes, pero si admiten dentro de sus alimentos para consumo a los huevos.

Pescetariana

A esta clase de alimentación también se le puede llamar semi-vegetariana. Se trata básicamente de no consumir carne que provena de vacas, de cerdos o de las aves de corral, pero sí es posible comer pescados y mariscos.

Flexitarianos

Se basa en consumir alimentos veganos o también vegetarianos, aunque no sería de una forma exclusiva. La idea es aumentar el consumo de las frutas y de los vegetales, disminuyendo de manera considerable el consumo de cualquier clase de carne.

Crudivegana

Cuando las personas han decidido llevar una alimentación crudivegana, es porque se concentran en defender el consumo de alimentos crudos con el objetivo de conservar todos sus nutrientes. Sin embargo, hay ciertas técnicas para cocinar que son admitidas, por ejemplo no superar los 42 grados centígrados.

Paleo

Se refiere a la alimentación paleolítica, que es la que nuestros antepasados tenían. En otras palabras, se basa en una dieta donde se tiene que consumir solamente lo que es bueno para el organismo desde el ámbito de salud, donde tienen que ser evitados todos aquellos alimentos que son procesados y aquellos que contienen azúcar añadida.

A pesar de que la base son las proteínas magras, existe la posibilidad de consumir verduras, semillas y frutas. Sin embargo, las legumbres, los cereales y los productos lácteos no están admitidos en esta dieta.

Sátvica

Se basa en la medicina ayurveda, una disciplina ancestral proveniente de la India, donde su objetivo es unificar el cuerpo, el espíritu y la mente para así obtener el bienestar total. Y para que este objetivo se cumpla es necesaria una dieta específica. Para poner en práctica esta alimentación es importante consumir productos naturales, orgánicos, muy frescos y cocinarlos de la forma más natural posible, preferiblemente hervidos, usando cocciones cortas y crudos.

Macrobiótica

Es una alimentación que tiene su origen en Japón, y está basada en un estilo de vida donde hay que mantener el equilibrio al igual que la dualidad del Ying y el Yang. Esta es una dieta muy simple, con productos naturales y manteniendo el respeto por la naturaleza. Es por este motivo que es indispensable consumir alimentos que sean de temporada, que se manipulen lo menos posible.

Solamente se debe comer cuando se sienta hambre, masticando lenta y correctamente. En esta dieta no son admitidos los lácteos, carnes rojas, tomates, azúcar, berenjena, especias, frutas tropicales ni alimentos que sean refinados.

Frugivorista

Es una dieta que puede tomarse como una variante de la alimentación vegana, en la que solamente se deben consumir frutas. No obstante, se trata de una dieta donde existe mucha deficiencia de nutrientes y es posible que se disparen los niveles de azúcar.

Ventajas y desventajas

Son muchos los beneficios que se pueden conseguir al disminuir el consumo de las carnes y al incrementar el consumo de los vegetales:

  • Disminuye el riesgo de la diabetes, colesterol alto o presión arterial.
  • Se mantiene el control en el peso corporal.
  • La salud general del organismo mejora.
  • Se reduce la toxicidad.

Aun así, la mayoría de estas dietas tienen muchas carencias en elementos esenciales para la nutrición y para tener buena salud. Es por eso que siempre debes consultar con un especialista en nutrición, ya que será quien diga cuál es la dieta más para seguir.

Por Nora Funes. Lic. en nutrición