Las etapas del amor y su duración

47
etapas-del-amor-y-su-duracion

En las relaciones románticas, el amor transita por diferentes etapas. En este artículo analizaremos las 5 etapas del amor propuestas por Jed Diamond. ¡Descubre cuáles son!

El amor no se queda solo en la expresión afectiva, es también una actitud ante la vida, los demás y nosotros mismos. El amor es una acción, la práctica de un poder humano, que solo puede realizarse en la libertad y jamás como resultado de una compulsión.

Características del amor

De acuerdo con Fromm (2014), podemos identificar cuatro características esenciales del amor:

  • El cuidado: implica ocuparse del ser amado, estar atento e interesado en su bienestar. Es la preocupación por la vida y el crecimiento de la persona amada.
  • La responsabilidad: este elemento es la respuesta a las necesidades, expresadas o no, de la otra persona. No es cumplir con el deber, es actuar, dar y responder a ese otro al que estamos unidos.
  • Respeto: conlleva una preocupación genuina por el crecimiento de la otra persona y el deseo de que se desarrolle por sí misma.
  • Conocimiento: es acercarse desde la aceptación al mundo interior del otro, con el fin de conocerlo.

Las etapas del amor

Se han identificado cinco etapas del amor: enamoramiento, inicio de la relación, decepción, superación de la crisis y amor real, y uso del potencial de ambos para cambiar al mundo. La duración de cada etapa varía de una relación a otra y depende del contexto sociohistórico en el que se da el encuentro.

1.- Enamoramiento

Dentro de esta primera etapa, los enamorados sienten la necesidad de estar siempre junto al otro, no quieren distanciarse o dejar de verse en ningún momento. Esta etapa se caracteriza por la liberación de endorfinas y otras reacciones bioquímicas, lo que produce una gran felicidad en ambas personas. Durante el enamoramiento, se crea la ilusión de que se estará con esa otra persona toda la vida.

2.- Inicio de la relación

En esta etapa ambas personas deciden iniciar una relación estable y comprometida y están dispuestas a esforzarse para que la relación funcione. El vínculo afectivo se fortalece, la relación empieza a ser más íntima y profunda. Además, empiezan a compartir más tiempo juntos y realizan planes a futuro.

Durante esta etapa es común que muchas parejas decidan convivir o conformar una familia. Por lo general, siguen creyendo, como en la primera etapa, que la otra persona es el “el amor de su vida” y que nada ni nadie logrará separarlos.

3.- Decepción

La decepción hace visibles las imperfecciones y los defectos que tiene cada persona en la relación y que no habían sido percibidas en las etapas anteriores. Esta etapa puede ocurrir lentamente o de manera abrupta. En esta etapa muchas relaciones fracasan y terminan. Por eso, es una de las etapas más importantes en el amor, pues permite descubrir la verdadera naturaleza del otro.

La decepción es un punto crítico en el que las personas deben definir si aman lo suficiente al otro para aceptarlo completamente tal cual es. Esta etapa pone a prueba el amor que se tiene la pareja y la capacidad de enfrentar la dura realidad de que no todo como se esperan, ni como quieren.

4.- Superación de la crisis y amor real

En esta etapa la pareja es capaz de superar sus discrepancias y coconstruir una relación más estable y auténtica. Las idealizaciones se han eliminado y se aprende a convivir, aceptar y valorar al otro por lo que es. Pocas personas logran alcanzar esta etapa en una relación de pareja. No obstante, cuando lo hacen todo es mucho mejor que antes, porque se dan cuenta de lo que causa dolor y conflicto en la relación y son capaces de abrirse genuinamente y de aceptarse como son.

5.- La potencia de los dos para cambiar el mundo

En esta etapa, se ha creado un vínculo muy profundo entre ambos, llegando a la conclusión de que juntos pueden alcanzar grandes cosas, no solo como pareja, sino también como seres humanos. Hay un propósito en la vida y están dispuestos a realizarlo. Existe un apoyo mutuo para animarse a superar todos los obstáculos.

Podemos decir que el amor no es solo una manifestación repentina que embarga el corazón de cada persona en una relación. Más bien es un arte que se aprende y que requiere de una práctica que permita consolidar un modo de hacer y ser amable, bondadoso, libre y auténtico.

Las etapas del amor nos demuestran que este es también un proceso de crecimiento, en el que las personas se apoyan mutuamente para cocrear una relación auténtica y sana que tenga el potencial de cambiar el mundo. Es, de igual forma, un camino pleno para existir y vivir en libertad junto a esa persona que tanto se ama.

Por Marta Guerri. Psicóloga

The Dominium Group