Lo que deberías saber del dinero antes de los 40

339
dinero antes de los 40

Lo quieras o no, el dinero y las decisiones sobre cuestiones relacionadas con el dinero, te van acompañar a lo largo de toda tu vida. Si puedes aprender algo de los errores y aciertos del resto de la gente en temas relacionados con el dinero ¿por qué no aprovecharlo?

Hay algunas cosas que deberías saber sobre el dinero antes de los 40 y que deberías de tener muy claras si quieres que el dinero no sea un problema que te impida ser feliz el resto de tu vida. Si tienes más de 40, no te preocupes, seguro que todavía puedes hacer algo.

Empieza ahorrar cuanto antes

Da igual lo que ganes. Siempre se puede ahorrar algo de dinero. Y ese pequeño capital que puedes ir juntando desde tu primer salario, puede ser la llave de tu libertad en un futuro no muy lejano. Esos pequeños ahorros pueden ser la base para jubilarse a los 50 o vivir sin preocupaciones económicas el resto de tui vida.

Deja de soñar con un buen trabajo e inicia un negocio rentable

Trabajar para alguien es un gran error, porque va a limitar la cantidad de dinero que vas a ganar el resto de tu vida. Sin embargo con un buen negocio, podrás ganar mucho dinero, a veces en poco tiempo. Y además de vivir tranquilo, lograrás que otros trabajen para ti y mientras disfrutas más de tu tiempo o consigues jubilarte antes.

Invierte tan pronto como puedas

El ahorro es la base de todo. Pasar de ahorrador a inversor es un proceso que vive mucha gente y consume demasiados años. Cuando empieces a invertir, deberías soñar con un mercado en el que poder comprar buenos negocios para mantenerlos a lo largo plazo. Si compras bien y aguantas los ciclos, podrás lograr un patrimonio que muchos no ganarán en toda su vida trabajando de sol a sol.

No te endeudes muy joven o directamente no te endeudes nunca

Vivir debiendo dinero, es lo más parecido a la esclavitud en nuestro días. No sólo puede hacerte pasar penurias si no puedes pagar. Limita tu libertad para decidir cambiar de trabajo, para decidir tener familia, para cambiar de ciudad o asumir riesgos con un negocio por poner algunos ejemplos.

No compres cosas que no necesitas

La ropa de marca, tecnología, relojes, joyas, mejor coche, una casa un mejor barrio, etc. Sé más listo que los demás y no te dejes atrapar por la competición de quien exhibe mejores propiedades y estatus. Eso sólo te conducirá a una vida vacía, de frustración y envidia.

Las experiencias perduran más que las posesiones materiales y te hacen más feliz. Si tienes que gastar dinero, que sea en vivencias que te dejen huella y te hagan crecer como persona. Un viaje, un concierto, un espectáculo, una actividad de ocio, un juego… El recuerdo de algunas de esas experiencias te acompañará a lo largo de la vida.

La mayoría de las cosas que te harán feliz ni cuestan dinero

Una caricia de tu pareja, el abrazo sincero de un niño, la visita inesperada de un amigo que no veías hace tiempo, el agradecimiento de una persona a la que ayudas, la alegría con la que te recibe tu mascota cada vez que te ve después de tu ausencia, el reconocimiento de tu trabajo… y así un sinfín de cosas.

Aprende cosas, ponte retos

No hay nada que te haga más rico como persona, que cada cosa que aprendes. Invierte en ti mismo. Gasta dinero en libros interesantes que leer, haz cursos, esfuérzate cada mes, cada año por aprender cosas nuevas. Tus inquietudes te mantendrán vivo hasta el último de tus días.

Piensa para qué quieres el dinero que ingresas, que ahorras y que inviertes

¿Qué quieres conseguir? ¿Comprar una casa? ¿Tener dinero para un imprevisto? ¿Para ir a la universidad? ¿Para tener una buena jubilación? El ahorro y la inversión, si tienen una meta definida, te conducen más rápido a su consecución. De otra manera no sabes como pero se pierde el dinero por el camino en gastos superfluos. Planifica.

Gasta dinero en terceras personas

No hay nada que de más satisfacción, que gastarte dinero en otras personas. Ver como un regalo tuyo hace feliz a otra persona, no tiene precio. Si te lo puedes permitir, dona, regala y ayuda. Deberíamos vivir dos veces para aprender de los errores. •

Fuente: ahorrocapital.com

The Dominium Group