¿Por qué el zinc es tan importante en la dieta?

257
zinc muy importante en la dieta

Este mineral nos aporta un sinfín de beneficios: desde mantener el cabello hidratado y fuerte, mejorar la recuperación tras el ejercicio, hasta reducir los niveles de estrés elevados.

A la hora de llevar a cabo una dieta sana y saludable, muchas veces las personas se olvidan de la importancia de los minerales, como es el caso del zinc. Un déficit de minerales acarrea problemas de salud. A pesar de que son muchos los minerales que debemos ingerir para gozar de una buena salud, nos enfocaremos en el zinc y en la importancia de aumentarlo en la dieta.

¿Qué es el zinc?

Es un mineral. Se trata de un oligoelemento, es decir, una sustancia de la que se necesitan pequeñas cantidades para el buen funcionamiento del cuerpo. El zinc está en todas las células y es esencial para la regeneración de los tejidos celulares y para la síntesis del ADN.

También es necesario para los sentidos del olfato y del gusto. Durante el embarazo, la lactancia y la niñez, el cuerpo necesita zinc para desarrollarse correctamente.

Otras funciones del zinc

  • Aumenta el efecto de la hormona insulina, producida por el páncreas y que regula la cantidad de glucosa en la sangre.
  • Juega un rol en la síntesis de hormonas como la testosterona.
  • Mejora la salud de la piel, el pelo y las uñas.
  • Fortalece las defensas, en tratamientos para los resfriados se usan suplementos de zinc.

¿Qué pasa si tienes una carencia de zinc?

La importancia del zinc en la salud humana fue inicialmente descrita en los años 60, con la publicación de estudios que planteaban la posible relación entre la deficiencia de este mineral con el enanismo por causas nutricionales en adolescentes.

Actualmente, se conoce que las manifestaciones clínicas de la deficiencia de zinc incluyen:

  • Baja estatura.
  • Hipogonadismo e infertilidad en hombres.
  • Desórdenes en la piel como la dermatitis postular.
  • Alopecia.
  • Mala cicatrización.
  • Deterioro de las funciones cognitivas.
  • Diarrea.
  • Deficiencia de la inmunidad celular que conlleva a la presencia frecuente de infecciones.
  • Otras.

Todas estas manifestaciones por déficit de nutrientes se presentan de manera variable en las personas afectadas, y de acuerdo si la deficiencia es moderada o severa.

Se calcula que la deficiencia de zinc está asociada al 16% de las infecciones del tracto respiratorio superior y al 10% de los episodios de enfermedad diarreica que se presentan a nivel mundial.

¿Cómo puedes obtener zinc?

A continuación, hablaremos sobre una serie de alimentos que nos aportan las cantidades de zinc necesarias para evitar todos estos problemas anteriormente comentados. No obstante, es importante saber que no se deben tomar suplementos de este mineral si el médico no lo ha recomendado.

Un exceso de este mineral puede desencadenar problemas para la salud como por ejemplo, hipotensión, convulsiones o dolor en las articulaciones.

Mariscos

Los mariscos en general poseen una posee gran cantidad de zinc. Por cada 100 gramos ingeridos, aportan hasta 182 miligramos de este oligoelemento.

Además, también aportan importantes cantidades de hierro y otros nutrientes necesarios para el organismo como grasas omega-3 o vitaminas.

Chocolate negro

El cacao es rico no solo en antioxidantes y magnesio, sino también en zinc. Evidentemente, el chocolate negro tiene un alto contenido en grasas y una cantidad de calorías bastante elevada. Sin embargo, 30 gramos de chocolate negro también te pueden aportar 3 miligramos de zinc.

Huevos

Los huevos son un alimento con alto contenido en Zinc. Este oligoelemento se encuentra principalmente en la yema, donde también se hay otros micronutrientes como pueden ser las vitaminas A, E, D y K. Las yemas de huevo gozan de mala fama porque aumentan el colesterol, pero comerlos de manera razonada no es malo. 100 gr de huevo contienen 4.93 mg de este mineral.

Carnes rojas

La carne magra de vaca es la que más zinc nos aporta, con 6,2 g por cada 100 g. Después de la carne de vaca, se puede mencionar a la carne de cerdo en lo que a los aportes de zinc se refiere.

Por todo ello, una dieta variada y equilibrada, que aporte unos correctos niveles de oligoelementos como el zinc, nos permitirá disfrutar de un buen estado de salud y evitar varias carencias.

Por Dra. Marta Lorenzo. Nutricionista

The Dominium Group