Cómo proteger tu negocio de la inflación

8
como-proteger-tu-negocio-de-la-inflacion

El aumento de los precios, especialmente en la bomba de gasolina, es una preocupación creciente para los dueños de negocios en este momento. Las siguientes ideas pueden ayudarlo a guiar su negocio a través de estas agitadas aguas económicas.

El aumento de los precios ha estado en los titulares y ha obligado tanto a los empresarios como a los trabajadores a tomar decisiones difíciles. La inflación subió un 7,5% en enero de 2022, la tasa más alta en 40 años. Aunque todos han sentido los efectos de la inflación en los últimos meses, los dueños de pequeñas empresas son los más afectados por la inflación.

¿Qué es la inflación?

La inflación ocurre cuando la demanda supera la oferta en una economía, lo que hace que suban los precios en todos los sectores. Según datos recientes de la Oficina de Estadísticas Laborales , más de la mitad de las pequeñas empresas tuvieron que subir sus precios desde principios de 2022, el porcentaje más alto desde 1974.

Cómo afecta la inflación a las pequeñas empresas

En primer lugar, hace que los consumidores gasten menos, lo que reduce los ingresos de las pequeñas empresas. En segundo lugar, el poder adquisitivo de su dinero disminuye, lo que significa que el valor real de su dinero es menor que antes de la inflación. Finalmente, los suministros y la mano de obra terminan siendo más caros. Todos estos factores conducen a menores ganancias para las pequeñas empresas.

La inflación obliga a los propietarios de pequeñas empresas a tomar decisiones difíciles sobre el aumento de precios y la seguridad de los suministros. Este proceso puede ser problemático para la planificación a largo plazo, porque es posible que se concentre más en administrar los riesgos de inflación que en sus planes y objetivos comerciales más elevados.

Aunque la inflación crea desafíos para los propietarios de pequeñas empresas, hay formas de evitar sus peores efectos. Aquí hay cuatro consejos para proteger su negocio de la inflación.

Adáptate y sé ágil siempre

Para mantenerse a flote durante cualquier momento de alta inflación, es posible que desee considerar aumentar los precios y ahorrar donde pueda. Trate de orientar sus aumentos en función de interrupciones de suministro específicas en lugar de aumentar los precios en todos los ámbitos. Esto causará menos daño a las relaciones con los clientes, ya que podrían ser más comprensivos con su proceso de toma de decisiones.

Si bien es importante realizar cambios en un entorno económico volátil y ajustar los precios cuando sea necesario, recuerde que el aumento de la inflación no es permanente y mantenerse ágil lo beneficia a largo plazo.

Administre su flujo de efectivo de manera inteligente

Mantener una gran cantidad de dinero en efectivo puede ser perjudicial en tiempos inflacionarios. Al aumentar la inflación, el poder adquisitivo del dinero disminuye. Considere invertir ese dinero para mantenerse al día con el aumento de los precios del mercado.

Mantén y amplía tu red

Las interrupciones de la cadena de suministro y las preocupaciones sobre ellas están alimentando el fuego de la inflación. Asegurar el inventario que su negocio necesita para operar es una de las formas más importantes de proteger su negocio de los impactos más severos de la inflación.

Esto requiere un esfuerzo adicional de su parte para comunicarse con sus proveedores para que pueda tener una idea de qué productos tienen la mayor demanda. Esto puede ayudarlo a anticipar futuros desafíos de suministro y prepararse adecuadamente. Si es posible, asegure un contrato a largo plazo con sus proveedores para mantener la estabilidad en su inventario y precios.

Es una buena idea expandir su red para que tenga opciones de abastecimiento cuando los problemas de la cadena de suministro inevitablemente afecten su inventario. Desarrollar su red requiere tiempo y esfuerzo adicionales a corto plazo, pero será extremadamente útil y le ahorrará tiempo y estrés en el futuro.

Vigila el futuro

Desarrollar su red de proveedores, ajustar sus precios y observar su flujo de efectivo requiere tiempo y energía adicionales y le quitará tiempo que de otro modo podría dedicar a planificar el futuro de su puesta en marcha.

Sin embargo, es importante no perder de vista sus objetivos comerciales a largo plazo. La inflación es temporal , pero su negocio es (con suerte) para siempre. Continúe tomando acciones concretas para hacer crecer y expandir su empresa y no descuide sus aspiraciones futuras.

Si bien la inflación es desafortunada y plantea desafíos únicos para operar una pequeña empresa, no tiene que ser el final, ya que hay maneras de evitar las peores consecuencias de las inflaciones mientras mira hacia adelante para crecer a largo plazo.

Por John Boitnott. Periodista y consultor de negocios

The Dominium Group