Inflación: ¿Cómo ahorrar si los precios están aumentando?

6
inflacion como ahorrar si los precios van en aumento

El aumento de los precios sigue afectando a los consumidores, las últimas cifras de inflación se mantienen entre las más altas en 40 años, por eso encontrar formas de ahorrar es más importante que nunca.

El gobierno federal informó que el principal indicador de la inflación del país, el Índice de precios al consumidor (CPI) se elevó hasta una tasa anual del 8.3%l. Esa cifra está solo un poco por debajo del pico máximo reciente de 8.5%; los costos más elevados de los alimentos, las viviendas y los vehículos nuevos son algunos de los motivos principales.

En comparación, en 2020 la inflación promedio era el 1.4%. En abril, los costos de energía disminuyeron un 2.7%, pero siguen siendo 30.3% más altos que el año pasado. Los costos de los alimentos aumentan un 9.4% cada año; es “el mayor aumento en 12 meses desde el período que finalizó en abril de 1981”, según el comunicado de prensa de la Oficina de Estadísticas Laborales. Pero incluso eliminando los precios volátiles de los alimentos y la energía, la llamada tasa de inflación subyacente aumentó un 6.2% en los últimos 12 meses.

El año pasado, los precios aumentaron debido a una serie de factores, incluidos los miles de millones de dólares en cheques de estímulo que emitió el gobierno, un aumento considerable de la demanda de los consumidores, los cuellos de botella en la cadena de suministro relacionados con el COVID y, más recientemente, el impacto de la guerra en Ucrania en los suministros de energía.

Los consumidores se han sentido en apuros durante varios meses. De acuerdo con una encuesta representativa a nivel nacional de Consumer Reports de más de 2,000 adultos estadounidenses realizada en octubre pasado, alrededor del 92% dice que ha visto precios más altos cuando compran gasolina y más de 6 de cada 10 dicen que los aumentos fueron significativos.

Más del 80% de quienes compran comestibles dicen que los precios han subido y el 53% informa aumentos significativos.

Algunos pronosticadores esperan que la inflación alcance un pico y baje durante el próximo año, pero las bajas relativamente pequeñas de este mes sugieren que estamos lejos de experimentar un alivio. Para los compradores, estos precios más altos todavía requieren una planificación cuidadosa y quizá una restructuración del presupuesto.

“Mantener una reserva de efectivo puede ser útil si se presentan facturas altas o gastos inesperados”, dice Douglas Boneparth, planificador financiero certificado y presidente de Bone Fide Wealth en la ciudad de Nueva York. “Hacer un seguimiento de tu flujo de efectivo es útil para navegar en cualquier entorno financiero”. Esto es lo que debes buscar en varias categorías de gastos clave, con consejos para controlar tus gastos.

Alimentos

El aumento en los precios de los alimentos reflejó un fuerte aumento en los costos de la carne, las aves de corral, el pescado y los huevos, que aumentaron un 14.3% durante el año pasado. Para ayudar a mantener el presupuesto de alimentos bajo control, aprovecha al máximo las promociones para abastecer el congelador y la despensa. También puedes ahorrar significativamente si te aferras a las tiendas mayoristas y a las tiendas de descuento, como Costco y Trader Joe’s, así como a las marcas privadas, afirma Burt Flickinger III, director general en Strategic Resource Group, una empresa de consultoría minorista.

Otra estrategia es buscar ofertas de alimentos en farmacias y tiendas de conveniencia. Algunos puntos de venta están ampliando su variedad de alimentos frescos y pueden ofrecer precios más bajos que las tiendas tradicionales.

Energía

En mayo, los precios minoristas de la gasolina cayeron un 6.1%, pero siguen siendo 43.6% más altos que el año pasado, según los últimos datos del CPI. El año pasado los precios subieron debido al aumento de la demanda, un hecho complicado por los cuellos de botella en la cadena de suministro, así como por las interrupciones causadas por la guerra en Ucrania. Y en lo que va de junio, los precios de la gasolina volvieron a aumentar y hace poco alcanzaron un nuevo promedio de $4.40 por galón, según la AAA.

“Es probable que los precios de la gasolina sigan siendo volátiles durante el verano, pero quizás bajen para fin de año”, señala Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo en GasBuddy, un sitio web y una aplicación que ayudan a los conductores a encontrar las mejores ofertas.

Si estás planeando un viaje de verano por carretera, intenta llenar el tanque en los estados con los impuestos a la gasolina más bajos.

“Si consultas los precios de la gasolina con anticipación para encontrar opciones más baratas, podrías ahorrar entre $5 y $10 por tanque”, añade De Haan. Además, puedes exprimir más el millaje del tanque de gasolina con solo conducir de manera uniforme, respetando los límites de velocidad y quitar el portaequipajes, que puede generar resistencia.

Electrodomésticos grandes

Si bien sus precios cayeron un 0.8% el mes pasado, los costos siguen siendo un 12.1% más altos que hace un año debido a la desaceleración de la producción y la cadena de suministro durante la pandemia. Además, una considerable escasez de electrodomésticos para comprar hace que los consumidores se apresuren a encontrar lavadoras, refrigeradores y congeladores.

A pesar de que la pandemia se desaceleró en muchas partes del mundo, la oferta continúa rezagada con respecto a los niveles anteriores a 2020 y no es probable que veas grandes descuentos en el corto plazo, afirma Nish Suvarnakar, analista sénior de mercado de Consumer Reports.

Antes de comprar, asegúrate de averiguar qué características del electrodoméstico son esenciales en comparación con las que son menos esenciales, añade Suvarnakar. Por ejemplo, contempla optar por el acero inoxidable básico, acabado popular que está ampliamente disponible, en lugar de un acabado especial.

Si ahora estás buscando un nuevo electrodoméstico, compara precios en los minoristas independientes que pueden ofrecer ofertas similares y quizás un mejor servicio, no solo en las grandes tiendas. Y piensa en sustitutos si tu primera opción no está disponible.

Servicios de telefonía e Internet

Al comienzo de la pandemia, los consumidores de telecomunicaciones tuvieron un pequeño descanso y los precios de los servicios telefónicos e inalámbricos aumentaron solo un poco, mientras que algunos proveedores suspendieron los límites de datos y dieron otros respiros a los consumidores.

Algunos proveedores volvieron a aumentar los precios e imponer límites de datos, con un aumento de los costos del servicio de Internet del 1.7% durante los últimos 12 meses y un aumento del servicio telefónico residencial del 6%. Para controlar esos costos, considera pasarte a un plan de telefonía celular más barato, tal vez uno de tu proveedor de Internet. Las familias de bajos ingresos pueden calificar para un programa federal que ayuda con las facturas de Internet, llamado Programa de conectividad asequible.

Y aunque los precios de los servicios de transmisión también están aumentando, aún puedes reducir tus gastos cortando el cable de la televisión por cable.

También puedes intentar regatear con tu proveedor. Se ha confirmado que muchos consumidores han podido reducir sus facturas negociando con su compañía de cable o Internet.

Automóviles

Los precios de las camionetas y los autos nuevos aumentaron un 13.2% en el último año, impulsados por la escasez de refacciones y el cierre de fábricas a causa de la pandemia, así como por la escasez de chips de computadora. Los precios de los vehículos usados subieron un 22.7%.

Eso no significa que no puedas encontrar una opción asequible, ya que los precios de los modelos individuales varían mucho. Puedes buscar en Google información sobre cómo comprar un automóvil usado y sobre cómo navegar por los precios crecientes de los automóviles usados.

Con tan pocos vehículos en los estacionamientos de las concesionarias, el equilibrio entre la oferta y la demanda favorece al vendedor, aunque algunos modelos cuentan con incentivos tradicionales disponibles.

Ten en cuenta que, aunque puedes obtener un valor superior al esperado en el automóvil de intercambio, esas ganancias pueden desaparecer debido al precio más alto que pagarás por un reemplazo. Dada la escasez de automóviles disponibles, muchas personas están pagando mucho más que el precio de etiqueta.

“En el mercado actual, los compradores deberían buscar un precio justo en lugar de una gran oferta”, dice Jeff Bartlett, editor jefe de automóviles de Consumer Reports. “Los grandes descuentos son un recuerdo lejano”.

Para obtener una referencia útil sobre los costos de los automóviles, consulta el servicio de compra de automóviles de Kelly Blue Book, una herramienta de investigación en línea que permite a los compradores verificar los precios de transacción actuales para diferentes modelos. Tal vez descubras que la mejor manera de obtener el automóvil que deseas es ordenarlo o comprarlo en otro estado.

Televisores

Los consumidores disfrutaron de un descuento en los precios de los televisores durante los últimos 12 meses y los costos bajaron un 5.8%. Y las últimas cifras muestran que los precios bajaron un 2.2%.

Por lo general, el mejor momento para comprar televisores suele ser entre el otoño y principios del invierno cuando comienzan las ventas navideñas y se lanzan los modelos nuevos en enero”, advierte Samantha Gordon, editora de ofertas de Consumer Reports.

Nota: este artículo ha sido actualizado con las últimas cifras de inflación del gobierno.

Por Penelope Wang. Especialista en finanzas personales y protección al consumidor.

The Dominium Group